Puerta del Sol / Gran Vía / Chueca

Gran Vía


© Levi Shand – 2014

Gran Vía es la arteria urbana que vertebra el centro de Madrid en dirección este/oeste. Podríamos afirmar que comienza en un Palacio (Palacio de Correos, actual sede del Ayuntamiento) y finaliza en otro (Plaza de España entendido como acceso al Palacio Real). Entre estos extremos destacan importantes ejemplos de la arquitectura madrileña de este último siglo. La gran vía genera un auténtico ambiente urbano, gracias a los restaurantes a nivel de calle, cines, teatros, plazas y una gran cantidad de tráfico a pie y rodado.

La gente

Gran Vía está siempre llena de turistas y hombres de negocios. La calle en sí es lo suficientemente amplia como para ser una gran avenida estadounidense, y junto con sus amplias aceras y teatros podríamos llamarla el Broadway de Madrid, si el fotógrafo es familiar con la más famosa Avenida de Nueva York. De vez en cuando hay artistas callejeros, limpiabotas, activistas reivindicativos, y como una constante en Madrid, zonas en obras. A lo largo de la calle Montera, entre Gran Vía a la altura de la parada de Metro “Gran Vía” y Sol, las prostitutas se exhiben frente a los transeúntes. Gran Vía es un el lugar perfecto para llevar una cámara, pero recuerda: su condición de ruta turística es bien conocida por los carteristas locales, trata de mantenerte alerta, guarda tu cartera en bolsillos delanteros, etc.

Lugares

Como telones de fondo a lo largo de la Gran Vía vamos cambiando de grandes edificios modernos a exponentes de la arquitectura de principios de siglo XX, recordemos que recientemente se celebró el primer centenario de la Gran Vía, por lo que sus edificios son un recorrido por la arquitectura madrileña del siglo XX. Aunque la Gran Vía comience en su intersección con la Calle Álcala, podemos considerar como inicio de este recorrido el punto situado al este de la parada de metro de Banco de España, el Palacio de Cibeles. Lugar turístico muy popular y la plaza que le da su nombre, la Plaza de Cibeles, es un lugar habitual para las concentraciones, ya sean protestas reivindicativas o celebraciones populares. La Plaza de Callao se encuentra más al oeste, justo al norte del Sol. Cines y teatros se anuncian aquí, con grandes luminosos en las fachadas de algunos edificios. Caminando hacia el Norte nuestros pasos nos llevaran a los barrios de Malasaña o Chueca. En su final la Gran Vía nos lleva hasta la Plaza de España desde donde podremos acceder rápidamente al área del Palacio Real-Opera.

Enfoque

Como siempre, las mañanas y las tardes son interesantes en la Gran Vía. Como discurre transversalmente a través del centro de la ciudad, el sol se desplaza como por un pasillo de luz, bañando un lado y otro de la calle de luz dorada dos veces al día. Caminar en el lado de la luz, aunque no sea la dirección natural de los transeúntes. Con un objetivo de 50 mm estándar, disparando a través de la amplia calle no dará muchos resultados. Camina, o busca un lugar para sentarte y disparar, ya sea desde una de las múltiples terrazas en la calle a través de las ventanas de un restaurante hacía a la calle.

Puerta del Sol


© Levi Shand – 2014

La Puerta del Sol, o abreviando Sol, es el origen del turismo en el centro de Madrid. Es con seguridad una de las áreas más populares de la ciudad, a todas las horas del día. Todos los caminos se extienden desde y hasta Sol.

La gente

Turistas, artistas callejeros, vendedores ambulantes, familias, gente de compras, mascotas, personas de mal vivir…Sol los acoge a todos. Hay cámaras por todas partes, por lo que la fotografía callejera es muy, muy fácil esta zona. La gente asumirá que el fotógrafo callejero es un turista más, y de buena gana quedaran dentro de tu foto. Generalmente la gente el Sol es muy permisiva, si no indiferente con los fotógrafos.

Lugares

Como cabría esperar, las calles que van de norte/sur reciben menos luz que calles como Arenal, que discurren en dirección este/oeste. Podemos ir por la mañana o en la tarde, pero no muy avanzado el día. Los edificios son altos, y nos ocultan los mejores momentos del Sol cuando este se acerca al horizonte. En una tarde de verano en la Calle Arenal, por ejemplo, son innumerables los fotógrafos que se aprovechan de las tonalidades doradas-anaranjadas que tiñen todo.

Enfoque

Comienza en la boca de metro de Sol y mira inmediatamente en dirección este/oeste buscando la luz.

En caso de dirigirnos caminando hacia el norte, a Callao o Gran Vía, encontraremos la luz que estábamos echando en falta en Sol. Caminando hacia el oeste por la calle Arenal llegamos al Teatro Real (y la parada de metro de Opera), más allá nos queda el Palacio Real y los Jardines de Sabatini. Caminando hacia el este, nos adentramos en el barrio de Letras, y el triángulo del Arte de Madrid (Museo del Prado, Reina Sofía y MuseoThyssen)

Sol es un buen punto de partida para la fotografía callejera en Madrid.

Chueca

El barrio de Chueca se desgaja del barrio Malasaña en el borde oriental y es completamente distinto culturalmente al resto del centro de la ciudad. Antiguo barrio de mala vida, Chueca ha sufrido un proceso de aburguesamiento y gentrificación alejándose de su pasado oscuro y criminal. Actualmente, es un barrio limpio y relativamente seguro, con tiendas de lujo, mercados, clubes y tiene la peculiaridad de ser el barrio más gay-friendly de todo Madrid. Pero, al no ser ajeno a los turistas, tampoco lo es para carteristas, como sucede en cualquier barrio popular en el mundo, por lo que lo recomendable es siempre mantener la sensatez y ser precavido.

La gente

Por lo general, los residentes de Chueca son jóvenes, con una mente abierta, tolerantes, amables y puede que por su cercanía al centro y la masiva presencia de turistas no tengan problemas a la hora de que aparezcan extraños con cámaras. Dependiendo de la hora del día, hasta puede que los viandantes soliciten que se les haga un retrato.

Lugares

Desde la parada de metro que se sitúa en el centro de la plaza de Chueca hasta las calles próximas, un fotógrafo puede encontrar muchos motivos que fotografiar en las inmediaciones. Pasear por la calle Hortaleza puede ser muy fructífero, incluso la calle Fuencarral, un santuario para cualquier comprador, pueden encontrarse muchos tesoros fotográficamente. Dos mercados, el de Fuencarral y el de San Antón, conviven en el barrio y a pesar de que sus precios dejan mucho que desear, son bastante encantadores y pueden ofrecer un montón de buenas escenas animadas.

Enfoque

Invariablemente, uno puede iniciar su camino o bien desde el norte de la Gran Vía a través de la calle Hortaleza o de Fuencarral o bien a través de la misma plaza de Chueca, en el corazón del barrio y piérdase en sus calles yendo hacia el norte o hacia el sur. No hay que ser tímido a la hora de sentarse en una terraza donde se puede o bien tomar el rol de turista, de visitante circunstancial o de invitados. Simplemente, hay que pasárselo bien que es de lo que se trata en el barrio de Chueca.