Photowalks (Paseos fotográficos)

En Crisol Street Photography creemos que la street photography no es un deporte de equipo, si no que debe tratarse de un trabajo de introspección propio, y sin embargo Crisol es un grupo de fotógrafos amantes de la fotografía callejera bastante grande, actualmente se encuentran inscritos unas trescientas personas. Dentro de esta aparente contradicción, en Crisol, tratamos de dar libertad y autonomía a nuestros miembros, por lo que nuestros photowalks se asemejan más a salir de “caza” que realizar un tour en un área delimitada.

En general, todos los asistentes a un photowalk, nos encontramos en un punto específico de una zona de Madrid. Una vez que todos los coorganizadores se encuentran presentes, se explica el reto mensual a los asistentes. Aunque no es obligatorio realizar fotografías para el reto, puede ser divertido ya que supone un nivel de dificultad mayor y podría ayudar al fotógrafo a la hora de buscar un propósito. A partir de ese momento, los asistentes deciden si quieren realizar el paseo solos o en pequeños grupos.

Cada photowalk tiene una duración aproximada de una hora y media, en el que se invita a los participantes a pasear en una zona determinada. Pasado ese tiempo, los participantes se reagrupan en un café para intercambiar opiniones y experiencias, lo que da valor añadido a la actividad.

De este modo, la naturaleza solitaria de la fotografía es templada con una misión y un intercambio de opiniones para el refuerzo de los más novatos. Además, la plataforma Meetup permite la publicación de notas y el intercambio de experiencias, ofreciendo consejos y guías a todos los miembros. Todo ello, en un breve espacio de tiempo para que el fotógrafo pueda practicar y ampliar sus conocimientos.